Cae red de explotación sexual en Cúcuta

La Operación "Kairos" logró la desarticulación de la red criminal de explotación sexual comercial de niños, niñas y adolescentes de Cúcuta.

La Policía Nacional a través de la Dirección de Protección y Servicios Especiales, logró el rescate de 5 adolescentes quienes eran explotadas sexualmente por una organización criminal en Cúcuta.

Durante la investigación que duró 2 años, se logró establecer que algunos prestadores de servicios turísticos (Hoteles, moteles, discotecas), facilitaban el accionar delictivo de esta estructura criminal.

Las víctimas, por lo general eran menores de edad entre nacionales y migrantes de escasos recursos, que residían en zonas vulnerables del área metropolitana de Cúcuta. Las adolescentes eran obligadas a tomarse fotos y videos íntimos para ser enviadas a los demandantes. Pactados los encuentros sexuales por parte de la líder de la red criminal, las adolescentes en la mayoría de los casos actuaban bajo los efectos de sustancias psicoactivas para garantizar el servicio sexual.

Alias Yiya, cabecilla de esta red criminal, era una reconocida proxeneta, que contaba con un catálogo de adolescentes ofrecido a demandantes de servicios sexuales, en entornos de interés turísticos de Norte de Santander como Chinácota y El Zulia. Esta mujer recibía una rentabilidad de cerca del 80% de la explotación sexual y el 20% restante era para las adolescentes víctimas.

Dentro de los capturados también se encuentra alias “el gordo” y alias “el gringo” quienes además de ser demandantes de servicios sexuales de las menores de edad, trasladaban y facilitaban el contacto entre las víctimas y los demandantes.

A los tres capturados les fueron imputados los delitos de proxenetismo y demanda de explotación sexual comercial por un juez de la república y fueron cobijados con medida de aseguramiento en centro carcelario, las cinco víctimas menores de edad fueron dejadas bajo la protección del ICBF para iniciar el proceso de restablecimiento de derechos.

La Policía Nacional inicia las diligencias ante la Fiscalía General de la Nación para iniciar el proceso de extinción al derecho de dominio de un motel y varios inmuebles que eran utilizados por los victimarios para facilitar el proxenetismo y la demanda de explotación sexual comercial con menores de edad.

Publicidad