Conoce los 4 efectos negativos por el excesivo lavado de manos

El hábito en exceso demarca enfermedades dermatológicas.

El lavado de manos se convirtió en una de las armas contra el contagio del coronavirus; que voló por todo el mundo en el 2020. Su implementación permitió que miles de vidas se salvaran y frenaran un esparcimiento masivo en la carrera del virus. Sin embargo, la medida sugerida para acatar cada tres horas, conlleva a una serie de reacciones no tan beneficiosas para el cuerpo humano cuando se realiza de manera exagerada.

Aunque la práctica limita la circulación de bacterias, hongos, y parásitos, es evidente que las acciones repetitivas pueden generar algún tipo de contradicción. Por lo tanto, algunos de los efectos provocados por el lavado excesivo de manos según Ana Díaz, especialista en medicina general de la Universidad de Pamplona, son los siguientes:

1. Eliminar el aceite natural de la piel y por lo tanto permitir el paso de bacterias.

La dermis segrega una capa aceitosa que contribuye al cuidado de la piel. Al lavar las manos este aceite desaparece, así como los agentes bacterianos, pero al repetir la acción en un periodo corto de tiempo, se estaría interrumpiendo el proceso natural, eliminando más aceite de lo normal.

Lo anterior conlleva a posibles deshidrataciones al no tener protección en las capas superiores de la piel, también, se produciría grietas en las extremidades, permitiendo el paso de microorganismos que pueden causar múltiples enfermedades.

2. Causa infecciones y arrugas en la piel

Al lavar las manos constantemente, la primera anomalía que se presenta es la resequedad, debido a que se restringe la regeneración de la flora cutánea. Lo que produce que la piel pueda presentar dermatitis de contacto o erupciones, alergias, irritaciones y rompimiento, entre otras.

Por otro lado, hay riesgo de alterar el ph de las manos y por lo tanto, perder elasticidad y facilitar la aparición de arrugas a temprana edad.

3. Afecta el sistema digestivo

Dentro del proceso de renovación de la flora intestinal, es necesario que a través de la boca se reciba una determinada cantidad de bacterias, hongos y parásitos que son admitidos por el cuerpo sin producir alguna afectación.

Al no ser recibida la proporción necesaria el proceso de la flora se debilita y disminuye la producción de vitaminas que blinda de enfermedades gastrointestinales.

4. Problema psicológico

La acción de lavar las manos, según expertos, podría convertirse en un hábito excesivo o en un Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) que altere la normalidad y el aspecto psicológico de la persona.

Recomendaciones

Ana María sugiere que se siga implementando el lavado de manos cada tres horas mínimo y así evitar focos de infecciones para el Covid19, de tipo respiratorio y de tipo gastroinstestinal, relacionadas a la diarrea o otros padecimientos de gastroenteritis. Estas últimas producidas por la mala manipulación de los alimentos y el inadecuado aseo personal.

Sin embargo, el hábito debe realizarse de manera responsable con una intensidad de 40 a 60 segundos como mínimo y en un proceso efectivo. Sin tocar los límites de la exageración, en caso de presentar resequedad, es necesario aplicar crema humectante y/o hidratante a fin que lubrique el tejido, y evite que la piel se rompa.

Los productos más recomendables para los lavados de mano son los que contengan aloe y avena por sus aportes al tratamiento de la piel y no obstante, el consumo de líquidos en especifico el de agua, es fundamental para la mejoría de alguna inconsistencia en la dermis.

Publicidad