Francia Márquez ganadora del «Nobel» de medio ambiente se prepara para llegar a la presidencia del 2022

Foto: Escuela Sindical Nacional
La activista ha sido reconocida por defender los derechos étnicos, culturales, territoriales, sociales y constitucionales de la comunidad afro.

Francia Marquez, activista afrocolombiana, nacida en el norte de Cauca y destacada por la lucha social y ambiental a favor de los territorios, manifiesta que se prepara para llegar a la presidencia de Colombia en las próximas elecciones.

Márquez ha sido galardonada con el premio Goldman Price en 2018, por frenar la actividad minera en La Toma, Cauca, y evitar la contaminación de los ríos con mercurio; honor que es considerado como un ‘Nobel’ de medio ambiente.

La líder colombiana, nacida en una comunidad afrodescendiente, en la vereda Yolombó del municipio de Suárez, fue desalojada desde joven de su territorio por luchar para que estas comunidades no fueran desplazadas de sus tierras ancestrales, a causa de licitaciones de explotación en el Cauca.

La dirigente manifestó que uno de los motivos que la llevaron a aspirar a la casa de Nariño, es que estar ahí, es una posibilidad para trabajar por la defensa de la vida, precisamente en este momento en que Colombia ha sido herida por las masacres de campesinos, jóvenes y ciudadanos en diferentes territorios. Desde ya lanzó su nombre y no descarta una consulta que aglutine propuestas de diversos sectores políticos de centro izquierda.

«Yo creo que me ha llevado a tomar esta decisión ver todos los días asesinar líderes sociales”.

Francia Márquez

Las circunstancias de las que fue testigo Francia, la impulsaron a estudiar leyes, con el fin de ser la defensora de su propio territorio. A lo largo de su trayecto, ha liderado iniciativas como la «Marcha de los Turbantes», que exigía al Gobierno Nacional iniciar con el proceso de titulación de tierras para las mujeres. Además, en 2013, fue nombrada como representante legal del Consejo Comunitario de comunidades afrodescendiente del corregimiento la Toma, cargo que ejerció hasta 2016.

Fue invitada a causa de su experiencia como desplazada a participar en los diálogos de paz entre el gobierno de Colombia y las FARC en Cuba. También, participó en la asamblea permanente declarada por las comunidades afrodescendientes del Cauca, donde se exigió a la Agencia Nacional de Tierras, proteger los territorios ancestrales de comunidades negras y progresar en la titulación Colectiva, así mismo, garantizando el acceso a la tierra por medio de compras realizadas por la institución.

Sin embargo, por causa de todas las iniciativas lideradas en contra de la minería ilegal y la defensa del medio ambiente, Márquez, ha sido identificada como objetivo militar, recibiendo múltiples amenazas por parte de grupos paramilitares y de grupos armados como las Águilas Negras, Los Rastrojos y el Bloque Capital.

Publicidad