Recomendaciones para el correcto abordaje del dolor

1 de cada 5 padece un dolor que impide realizar actividades.

El Ministerio de Salud y Protección Social, en aras de mejorar la calidad de vida de los colombianos, entregó algunas recomendaciones para prevenir o aliviar el dolor corporal, en el marco de la campaña 2020 Año Mundial Para la Prevención del Dolor, de la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor (IASP, por sus siglas en inglés).

«Muchas veces escuchamos que un familiar, alguien cercano, o hasta nosotros mismos nos quejamos de alguna molestia física, sin saber a qué obedece ni buscar una solución de raíz al dolor. Lo ideal es poder determinar a tiempo si el malestar es producto de alguna afectación en el cuerpo, interna o externa, o si estamos somatizando una emoción negativa, para poder darle tratamiento oportuno».

Nubia Bautista – Subdirectora (e) de Enfermedades No Transmisibles.

El dolor está definido por la IASP como una experiencia sensorial y emocional desagradable asociada a daño tisular real o potencial y, desde el 2000, su alivio está catalogado como un derecho universal de los seres humanos en la Carta de Derechos Humanos de las Naciones Unidas; validado en la declaración de Montreal 2010, en la que se insiste en lo fundamental del acceso al tratamiento del dolor a toda la población.

Bautista explicó que se hace necesario que todas las entidades relacionadas con el sector salud alineen sus estrategias con un enfoque orientado a la prevención y el tratamiento del dolor en las personas de todas las edades, especialmente en la infancia y adolescencia, para evitar que este se cronifique.

«Una de cada cinco personas padece algún tipo de dolencia que le impide realizar labores cotidianas con normalidad. Por eso, desde el Ministerio de Salud queremos reforzar el mensaje de prevención, reconociendo el alivio del dolor como parte integral del derecho a una mejor salud física y mental», agregó.

Si es continuo por más de tres meses o dura más del tiempo habitual que se espera para su recuperación, se considera dolor crónico. La monitorización es fundamental para aplicar tratamiento temprano que ayude a disminuir o erradicar el padecimiento.

Desde la cartera de Salud existe una especial preocupación por el riesgo latente de presentarse una alta carga de dolencias y enfermedades en esta nueva fase de aislamiento selectivo sostenible con responsabilidad individual, dado que muchas personas dejaron de hacerle seguimiento a su estado de salud y recibir atención médica durante la cuarentena por miedo a contagiarse de covid-19.

«Invitamos a todos los ciudadanos a acceder a los servicios de salud a través de los canales físicos, telefónicos y virtuales dispuestos para la atención, no solo para recibir tratamientos correctivos, sino preventivos también», expresó la subdirectora (e) de Enfermedades No Transmisibles.

Recomendaciones

De acuerdo con lo recomendado por el reciente Informe del Grupo de Trabajo Interinstitucional sobre las Buenas Prácticas para el Manejo del Dolor, se sugiere a los pacientes:

– Tomar medicación antinflamatoria bajo prescripción de un profesional de salud.

– Aplicar frío y/o calor en las áreas afectadas.

– Participar en ejercicio terapéutico (de suave a moderado), terapia física y masajes terapéuticos.

– Controlar el estrés y la ansiedad.

– Obtener asistencia médica y psicológica.

– Comer una dieta baja en inflamación, rica en frutas, vegetales y proteína magra, principalmente.

Publicidad