Se avanza con los 14 sujetos de reparación colectiva identificados en Norte de Santander

La Unidad para las Víctimas lideró el subcomité de reparación colectiva realizado en el departamento.

De manera virtual, la Unidad para las Víctimas presentó las acciones y avances en las medidas de restitución, satisfacción, rehabilitación y garantías de no repetición que se encuentran en proceso de implementación PIRC (Plan Integrado de Reparación Colectiva) con los 14 colectivos afectados y reconocidos por el conflicto armado en Norte de Santander.   

La directora territorial de la Unidad para las Víctimas en Norte de Santander y Arauca, Alicia María Rojas Pérez, indicó que se viene trabajando de manera articulada con los comités de impulso y entes territoriales para dar cumplimiento a la ruta de reparación colectiva.

“En estos últimos dos años, hemos avanzado de manera significativa con las comunidades que por años y de manera grupal sufrieron las secuelas de la violencia. Finalizamos la implementación de las medidas con los sujetos de reparación colectiva Cerro Norte, Cúcuta y el pueblo rrom, Cúcuta y AMUCI en el municipio de El Zulia, un paso primordial en el cumplimiento de la Ley 1448 con tres poblaciones marcadas por el conflicto armado, pero que hoy son ejemplo de superación y resiliencia”.   

Alicia María Rojas Pérez – Directora territorial de la Unidad para las Víctimas en Norte de Santander y Arauca

La funcionaria referenció los sujetos de reparación colectiva con los que se mantienen las acciones para cumplir con los planes integrados de reparación colectiva:  

SRC Antonia Santos y SRC La Malla – Cúcuta, Fedecomunal – Cúcuta, La Esperanza Municipio de la Esperanza, Casco urbano de Tibú, SRC La Gabarra – Municipio de Tibú, Acopinot, Pueblo Nuevo – Ocaña, Filo Gringo – El Tarra, Juan Frío – Villa del Rosario, Catalura y pueblo motilón Barí. 

“En medio de la virtualidad y de las condiciones de aislamiento que se mantienen, estamos con un equipo humano y profesional, acompañando a estos grupos desde diferentes enfoques como el psicosocial donde hemos realizado la estrategia Entrelazando, desarrollando la transformación de escenarios locales, llevando donaciones en materiales deportivos y educativos para fortalecer los espacios de convivencia y reconciliación”, dijo la Alicia Rojas. 

“También hemos implementado el componente duelos colectivos para conmemorar a todas aquellas personas que la violencia arrebató sus vidas y de quienes aún no se conoce su paradero. Estamos fortaleciendo asociaciones con proyectos productivos, entregando maquinaria, insumos, concertando proyectos interinstitucionales para generar modelos productivos de vida en zonas apartadas del departamento, recuperando sus prácticas ancestrales y culturales”.

Alicia María Rojas Pérez – Directora territorial de la Unidad para las Víctimas en Norte de Santander y Arauca

Durante el subcomité departamental de reparación colectiva, el grupo que lidera el proceso explicó la importancia de contribuir de manera conjunta al resarcimiento integral de los daños causados desde una perspectiva material, política y simbólica como lo contempla la implementación de la Ley 1448.  

Por último, los profesionales explicaron las fases del proceso de reparación integral y los componentes que se manejan en cada una de ellas como: la identificación, seguida del alistamiento, el diagnóstico o caracterización del daño, la formulación del plan integral de reparación colectiva, la implementación y el cierre de las medidas. Estos componentes fueron socializados con el fin de facilitar la participación y articulación en los planes y medidas de reparación integral con los grupos y organizaciones afectados por la violencia en sus territorios.

Redacción: Unidad de Víctimas

Publicidad