Sector educativo en Norte de Santander con miras al retorno progresivo en el 2021

La secretaria manifestó que cada institución es autónoma en cuanto al retorno gradual.

Desde los primeros días de octubre la Secretaría de Educación de Norte de Santander adelanta un proceso de revisión de las condiciones de cada una de las 1.875 sedes educativas oficiales, con miras al regreso de los estudiantes y maestros a las aulas el próximo año, de manera gradual y progresiva bajo el esquema de alternancia.

Como primera instancia, la titular de la cartera Laura Cristina Cáceres Niño se reunió de manera virtual con los 211 rectores y directivos de los establecimientos educativos. En el encuentro, Cáceres Niño socializó una encuesta que debe diligenciarse en cada sede para conocer en detalle el estado de su infraestructura y las condiciones sanitarias.

“Es importante realizar un análisis del contexto de cada una de las instituciones y sus características particulares, para generar las condiciones que permitan la presencialidad con las medidas de bioseguridad. Este trabajo debemos hacerlo teniendo en cuenta la evolución epidemiológica de la pandemia, esto, con la participación y el consentimiento de los padres de familia, el asentimiento de los estudiantes y la comunidad en general”.

Laura Cristina Cáceres Niño, Secretaría de Educación

Una vez finalizado este proceso, la entidad territorial procederá a dotar a los establecimientos con los elementos básicos para la toma de temperatura y esquema de lavado de manos, conforme a los protocolos de bioseguridad y planes de alternancia que elabore cada institución.

Para apoyar la habilitación de dichas condiciones sanitarias el Ministerio de Educación Nacional destinó $3.387 millones del Fondo de Mitigación de Emergencias (Fome), para las 1.875 sedes del departamento.

A su vez, transfirió $27.587.680 para la compra de elementos de protección para las instituciones etnoeducativas Uwa Izqueta y Bari, que han prestado el servicio de manera presencial en 30 sedes, con un total de 889 estudiantes, 41 maestros y directivos docentes, 11 administrativos y 2 personas de servicios generales.

La secretaria manifestó que cada institución es autónoma en cuanto al retorno gradual y progresivo para el 2021, combinando el trabajo académico en casa con encuentros periódicos presenciales e integración de diversos recursos pedagógicos. 

Redacción: Prensa Gobernación de Norte de Santander

Publicidad