Fiscalía acusó ante la Corte Suprema al general Rodolfo Palomino

Fiscalía entregó pruebas que comprometen al general en la omisión de la captura de un empresario.

La fiscal delegada, Elba Beatriz Silva, acusó ante la Sala Especial de Primera Instancia de la Corte Suprema de Justicia al exdirector de la Policía Nacional, general (r) Rodolfo Palomino, por supuestamente interferir en el operativo para capturar al empresario Luis Gonzalo Gallo en el año 2014.

En la audiencia, la delegada reveló un audio en el que presuntamente Palomino habría explicado a la fiscal del caso, Sonia Velázquez, por qué no capturar a Gallo, pese a estar siendo investigado por desplazamiento y lavado de activos, entre otros delitos que lo involucraban con la casa Castaño.

“Óigame doctora, en este listado que son como 14 personas de tema del lavado en Quindío, cuando uno ve una obra de este personaje, uno dice Gallo Restrepo pues no, uno se sorprende y sorprende a todo el mundo, yo quería convencerla a usted de una propuesta y de ser que no sea calificada como una propuesta indecente, qué tal si dejamos eso por un tiempo, digamos que siendo como es ese hombre, lo que ayer estaba haciendo en Estados Unidos con una fundación una recepción de recursos de donantes precisamente de puros filántropos, gente que con dineros quieren colaborar a las causas más nobles (…) y esa persona, un amigo personal de Pastrana amigo del presidente del Banco Mundial el doctor Moreno, eso tendría una connotación enormemente grave”, dijo.

Con este audio y otras pruebas, la delegada de la Fiscalía General explicó que es claro la ilicitud de la propuesta del general (r) a la fiscal del caso por lo que el juicio debe iniciar.

Asimismo, el magistrado Jorge Emilio Caldas, reconoció como víctima en este proceso a la fiscal Velásquez, asegurando que fue intimidada en su propio hogar por parte del General (r) para que esta captura no se llevara a cabo, “la visita era de inaudible atención (…) aunque el recurrente afirma que la funcionaria despachaba desde su casa, eso no desdibuja la inoportunidad del encuentro”, recalcó.

Al inicio de estas audiencias, Palomino le aclaró al magistrado Caldas que, si fue a la casa de la Fiscal, fue por una invitación de ella misma y solo para ajustar detalles del operativo, por lo que no debía ser considerada como víctima.

“Yo fui a un lugar de trabajo. Yo no fui a la intimidad de un hogar ni a perturbarlo, y mucho menos a intimidarlo. Fui a ofrecerle mi voluntad para ofrecer las capacidades institucionales, que no fueron pocas, y se garantizó el éxito de la operación. Incluso fue necesario anticiparla dos días para lograr el pleno éxito de la captura de todos los implicados. No quedó una sola persona pendiente de una captura”, afirmó en su momento el general (r).

Así las cosas, el exdirector de la Policía Nacional deberá defenderse en juicio por el presunto delito de tráfico de influencias de servidor público en calidad de autor, cargo del que asegura es inocente.  

Redacción: Radio Nacional de Colombia

Publicidad