Empresas deben garantizar estabilidad laboral a mujeres cabeza de familia

La Sala Laboral de la Corte Suprema de Justicia recordó a las entidades que deben proteger y respaldar el trabajo de estas mujeres.

Esta estabilidad laboral reforzada no solo se debe dar a madres con hijos menores o en situación de discapacidad, sino también a mujeres que, aún con hijos mayores, demuestren sostener a su familia.

La corporación recordó que madre cabeza de familia es aquella “que tiene a su cargo la jefatura femenina del hogar y es responsable en el plano afectivo, económico o social de sus hijos menores o de otras personas incapacitadas para trabajar (…) También cuando esa responsabilidad es de carácter permanente y se da por la falta de respaldo del cónyuge o compañero permanente, o porque otros miembros del grupo familiar no pueden ayudar económicamente o lo hacen de forma deficiente”.

Para acreditar la condición de madre cabeza de familia, recordó la Corte Suprema de Justicia, no se deben exigir pruebas y los jueces “deben despojarse de cualquier prejuicio y estereotipo de género”, ya que si la mujer asegura que su salario sostiene el hogar se le debe dar credibilidad. 

El pronunciamiento lo hizo el alto tribunal al conocer el caso de una mujer que fue despedida de su trabajo, pese a ser viuda, tener un hijo con síndrome de Down y dos hijos mayores de 18 años, uno estudiando y el otro en la cárcel.

Por lo que la Corte Suprema ordenó su reintegro laboral al mismo cargo o a otro y el pago de los salarios que dejó de percibir, ya que al ser madre cabeza de familia y no contar con el apoyo de nadie más, la estabilidad de su familia recae solo sobre ella.

Sin embargo, la Corporación recordó que en los casos que exista una causa justa y comprobada, las mujeres podrán ser despedidas de sus trabajos, así sean cabeza de familia, ya que la estabilidad laboral reforzada no es absoluta.

Redacción: Radio Nacional de Colombia

Publicidad