Controversia por película de Netflix sobre niñas que aprenden a hacer twerking

La polémica inició cuando Netflix lanzó su trailer.

La plataforma Netflix lanzó el trailer de «Cuties», una nueva película que dramatiza la vida de una niña de 11 años que aspira ser parte de un equipo de baile de twerking. La película estrenada en el Festival de Cine de Sundance, se convirtió en objeto de polémica, pues usuarios de Twitter crearon un controvertido trending topic con el hagstag #NetflixPedofilia.

La película aspira aterrizar en la plataforma el 9 de Septiembre, sin embargo, no ha logrado una aceptación al 100%. En Twitter ha sido catalogada como una propuesta de «pedófila», acusando a Netflix de incluir en su catálogo un producto «sexista que blanquea la erotización de la infancia y el mito de la nínfula»,

La sinopsis oficial de la película ‘Cuties’ recita así:

Amy, de once años, vive con su madre, Mariam, y su hermano menor, y espera que su padre se reúna con la familia de Senegal. Amy está fascinada por la pandilla de baile de espíritu libre de la desobediente vecina Angélica, un grupo que contrasta fuertemente con los valores tradicionales profundamente arraigados de la estoica Mariam. Sin inmutarse por el brutal prohibición inicial de ir con las chicas y ansiosa por escapar de la disfunción que late a fuego lento de su familia, Amy, a través de una conciencia encendida de su floreciente feminidad, impulsa al grupo a abrazar con entusiasmo una rutina de baile cada vez más sensual, lo que despierta la esperanza de las chicas de hacer twerking en su camino hacia estrellato en un concurso de baile local.

Pese a su esencia, usuarios proponen por Twitter boicotear la plataforma y existe una petición en Change.org que pide retirar la película bajo los siguientes argumentos:

«Esta película es asquerosa ya que sexualiza a niñas de 11 años para el placer visual de pedófilos y también influye negativamente en nuestros hijos. No hay necesidad de este tipo de contenido, sobre todo cuando el tráfico sexual y la pedofilia siguen ahí. No hay excusa, es contenido peligroso»

La polémica se intensificó cuando se hizo el lanzamiento de su portada, en el que aparecen las protagonistas con su mini traje de su presentación.

En una entrevista a la productora de «Cuties» Maïmouna Doucouré, manifiesta que con el film se busca convocar a una reflexión:

«Un día que vi, en una fiesta de barrio, a un grupo de chicas jóvenes de alrededor de 11 años subiendo al escenario y bailando de una manera muy sensual con ropa muy reveladora. Me quedé bastante sorprendida y me pregunté si eran conscientes de la imagen de disponibilidad sexual que proyectaban. En la audiencia también había madres más tradicionales, algunas de ellas con velo: fue un verdadero choque cultural. Me quedé atónita y pensé en mi propia infancia, porque a menudo me he hecho preguntas sobre mi propia feminidad, sobre la evolución entre dos culturas».

Maïmouna Doucouré – Productora de «Cuties»

La productora también afirmó que lo que se busca es comprender el contexto de las jóvenes sin dictar una medida de juzgamiento:

«Vi que todas estas chicas jóvenes que había conocido estaban muy expuestas en las redes sociales. Y con los nuevos códigos sociales, las formas de presentarse cambian. Vi que unas 400.000 personas seguían a unas chicas muy jóvenes en las redes sociales y traté de entender por qué. No había razones en particular, además del hecho de que habían publicado fotos sexys o al menos reveladoras: eso es lo que les había traído esta «fama». «Hoy en día, cuanto más sexy y objetivada es una mujer, más valor tiene a los ojos de las redes sociales. Y cuando tienes 11 años, no comprendes realmente todos estos mecanismos, pero tiendes a imitar, a hacer lo mismo que los demás para obtener un resultado similar. Creo que es urgente que hablemos de ello, que se debata el tema

Maïmouna Doucouré – Productora de «Cuties»

Publicidad